Alexandra Asimaki, la retirada y el nuevo reto.


Tras haber anunciado, hace unas semanas, que se retiraría del waterpolo , Alexandra Asimaki nos revela a través de un post en su cuenta de Instagram la razón. Será madre, motivo sin duda alguna indiscutible que la proyectará hacia a un nuevo reto, el más bonito de su vida.

A sus 32 años, la granítica boya griega deja las competiciones tras una carrera en la cual ha demostrado ser probablemente una de las mejores jugadoras de los últimos tiempos. Se quedará en el equipo del Pireo como entrenadora de categoría base. Alexandra ha sido protagonista absoluta de las dos últimas décadas: mejor jugadora del mundo en el 2011, mentalmente inagotable, luchadora, gran carácter y fuerza son sus características. Su carrera empieza en el NC Vouliagmeni, donde juega durante diez años con un unico paréntesis en la temporada 2006/07 en el que juega en España con el CN Alcorcón, ganando la Copa De la Reina. En esta década colecciona cinco títulos de Liga griega, dos Len Champions Cup y dos Len Super Cup.

Desde 2014 viste el gorro del Olympiacos Pireus, con el cual sigue acumulando títulos: cincos Ligas nacionales, una Copa griega, una Len Súper Cup y una Len Euro League. Tenerla en el equipo es prácticamente garantía de éxito.

En la experiencia con la selección se refleja el mismo patrón, consigue coleccionar varias medallas de diferentes metales. Campeona del mundo en el 2011 en Shanghái y de Europa en el 2018 en Barcelona,.En su palmarés aparecen también un oro, tres platas europeas y dos bronces en la World League. Justo en noviembre del 2019, tras el fracaso en la sexta plaza en el mundial de Corea del Sur, peor resultado desde 2007 en una competición oficial, decide dejar la selección.

La capitana, junto a otras compañeras, no veía bien  la confirmación al mando del equipo del entrenador Giorgos Morfesis después del decepcionante rendimiento en el torneo intercontinental. En febrero 2020 comunica la intención de volver a disposición del nuevo seleccionador Theodoros Lorantos, que no duda ni un instante en convocarla

En su perfil de Instagram, nos dejaba unas líneas, decía la griega:              

“Desde ayer he compartido con todas mi decisión de no estar en la próxima temporada con mi equipo el Olimpiacos y con nuestra selección nacional. Verdaderamente el amor y el aprecio que estoy recibiendo son enormes. ¡Muchas gracias a tod@s! ¡Trato de responder a todos los mensajes! Estoy realmente emocionada por vuestras palabras y cariño, me recuerda otra vez la esencia. La que siempre he estado buscando en las cosas y creo que la encontré.

……………………………………………….

¡Estoy agradecida! Estoy orgullosa de esta carrera. No solo por los éxitos, sino también porque siempre confié en mis fortalezas, mi trabajo y la fe  en mis sueños y  que nadie me lo estropee. ¡Siempre tuve fe y lo logré! Para mí, se cierra un círculo. Pero las piscinas tampoco me echarán de menos. Estaré entrenando a los niños del Olimpiacos. Intentaré transmitir a estos niños todo lo que aprendí durante todo este proceso, pero también algo básico. ¡Ten fe y amor en lo que hacen! ¡Esta es la esencia! «

Esperamos para ella todo lo mejor posible como nueva entrenadora, como persona, y sobre todo como madre, seguros que sabrá hacerlo logrando los mismos éxitos que ha conseguido en el agua.


Sergio Praticó


Deja un comentario

es_ESES
A %d blogueros les gusta esto: